Joya, Nunca Taxi

9 04 2010

1. Miércoles por la mañana. Nublado gris oscuro. Llueve. Son los típicos días en los que tenemos diez mil excusas para quedarnos en cama y una sola para levantarnos. Lamentablemente ésta última tiene el peso de veinte mil excusas, y sí, hay que hacerlo.

Al dirigirme al baño veo el reflejo en un espejo rajado en su esquina, como todo espejo de baño, un rostro parecido a la muchacha de la película “The Ring”. Al pasarme el peine por el pelo, emula el mismo sonido que ella hace en la película.

Es curioso, pero cuando llamo un taxi para irme, tarda eones en llegar. Pero eso sí, cuando lo llamo y entro al baño para hacer “de lo segundo” aunque sea un rapidín, en el mejor momento (ese que te hace sonreir pese al olor nauseabundo), suena la bocina (con ese sonido de alarma que todo taxi tiene) y arruina la escena.

Desalineado, mal descansado y, obviamente, malhumorado por el momento que me hizo pasar el taxista, me aparezco yo en la puerta de mi casa con la camisa salida del pantalón y un pelo rebelde que no deja que lo peine.

El taxi es de esos viejos Peugeots 504. Esos, que al acelerarlos, suenan como la licuadora de la mamá. Atrás tiene la calco de “No corro, vuelo bajito” y el cartelito en la puerta de “Cierre despacio” en ese amarillo chillón.

La puerta no abre, obviamente, por lo que el taxista debe estirar su cuerpo y jugar con la puerta un momento hasta que ésta decide abrirse.
Tras ardua pelea, el taxista me mira sonriente y transpirado y me invita a subir con un amable: “Tiene un pequeño jueguito la puerta, je”.

Los rasgos del taxista convergen con cualquier otro de su género (si bien hay diferencias entre taxista y colectivero, tienen sus enormes similitudes).
Gordo, un poco narigón (quién soy yo para criticar eso, si no pude de joven jugar de delantero en el fútbol porque me cobraban offside por una nariz), bastante desarreglado, con una camisa floreada y un corte de pelo de los años 80: la famosa “cubana”, aquella que cuando el Diego la usaba en el Sevilla ya estaba pasada de moda pero en aquel entonces uno podía justificarse diciendo: “Es la que usa el Diego”. Hoy en día, es un ridículo más.

2. Le dí los buenos días casi pegados a la dirección a donde iba. Sus intentos de conversarme se hacían obvios. No hablaba, pero su actitud era la de un león junto a una oveja: puede que estén cómodamente juntos, pero todos sabemos que en algún momento se la comerá.

Yo disimuladamente leía unos apuntes, pero no podía sacarme de la cabeza que este tipo quería hablarme y hacía muy evidente mi disimulo de estar ocupado. Podía sentir cómo me observaba de reojo a través de el retrovisor, de esos espejos alargados de puerta a puerta con una virgen colgando en un extremo y un pino con la bandera yanqui en el medio, perfumando ese incómodo ambiente.
Mis evasiones al contaco visual ya eran imposibles. Miraba por la ventana, me entretenía con el león de juguete ubicado en la luneta (moviendo su cabeza de lado a lado), tocaba la perilla rota de la puerta, bajaba y subía el vidrio sintiendo las gotas entrar y mojarme la cara, pero no me importaba, no tenía humor para hablar.

Y pasó. Un descuido mío quizás, una desconcentración del momento, tal vez el estar dormido, no lo sé. La cosa es que lo ví y él me miró. Chocaron nuestras vistas (si se puede decir de una forma burda pero entendible) y vi una muesca por sonrisa en su rostro.
Tras eso, lo inevitable:
-Qué tiempo de mierda ¿no? -arrancó.
-¿Cómo? -intenté hacerme el pelotudo.
-El tiempo éste, soleado y a los dos minutos, tormentón.
-Sí. -sinteticé lo más que pude.
-Como para andar en remera, ¿no? -dijo irónicamente.
-Sí, “está fresco”.
-Porque “es de hoy” -humorizó moviendo sus dedos, indicándome el doble sentido.

Logré ganar una cuadra en silencio hasta que, usando otro latiguillo de taxista, intentó sacarme conversación:
-Mirá las tetas de esa mina, ¡por Dios!. Si se cae de frente se golpea la nuca -dijo entre risas, “casi casi” a carcajadas- no sé si me captás -finalizó.
-¿Cómo? -intenté por segunda vez ya, queriéndome parecer pelotudo.
-Una vez llevé una tetona acá -empezó su historieta- toda linda la morocha, unos globos como para recorrer el mundo en 80 días -siguió con su batería de chistes viejos- y resulta que la mina laburaba en el cabaret éste, cómo se llama, seguro que fuiste…
-Soy puto -dije tajante, esperando obtener un silencio incómodo.
-Ah, claro -hizo una pequeña pausa sin quitarme los ojos a través del retrovisor. -¿Y no tienen cabaret ustedes? -siguió indagando.
-Te averiguo -le dije mientras volvía a mirar el león quien movía su cabeza descontrolado.

El tiempo pasaba, pero no las cuadras. Al mirar por la ventana puedo observar que aún faltaba medio viaje, y una vez que la conversación comienza, ésta ya no para.
-¿Qué loco estar con otro tipo en la cama, no?. Onda que después del sexo te podés poner a hablar del partido River-Boca. “JA JA JA” -rió por demás, para un chiste tan viejo.
-¿Cómo? -intenté por tercera vez, dicen que es la vencida, pero esta vez más incómodo.
-El estar con otro hombre, ¿re loco no?.
-No sé, soy soltero. Escuchame -apuré el paso- me dejás acá y me voy caminando que esto va lento.
-Pero ahora larga el verde y tengo la onda hasta donde vas, posta posta te lo digo.
No sé por qué a veces no sé decir: “No” y plantarme ahí, siempre me sale el “bueno, está bien” de adentro.
Arrancó el Peugeot y con él, su conversación:
-¿Qué tul lo de Ricky Martin?, ustedes deben estar orgullosos.
Mi mentira no se sostuvo más. El decir que era puto no sirvió para callarlo sino que ahora, me avergonzaba más, atentaba contra mi “machez”.
Será el instinto de supervivencia o pura pelotudez mía, pero abrí la puerta y me lancé, como si de un paracaidista se tratara, a rodar por la calle.
Luego de comer el cuarto adoquín, perdí el conocimiento.

3. Al despertarme, me encontré nuevamente en el Peugeot. Pensé que quizás había sido todo un sueño.
Pero no, ahí estaba él, “Don Conversador”.
Miré por la ventana y me encontré a cuadras de casa.
-¿Dónde estamos? -pregunté.
-En el San Martín, perdiste el conocimiento al “caerte” del auto y te traje al hospital.
Él detuvo el taxi y me dijo la tarifa:
-$75,50 -acusó.
-¿No es mucho?.
-¿Cómo? -preguntó intentándo hacerse el pelotudo.
-¿No será mucho? -repetí.
-¿Cómo?.
-¿No es demasiado caro?.
-Es lo que se cobra. -dijo carraspeando su garganta.
-¡Qué puto! -quise decir en voz baja, pero no medí mi tono.
-Lo soy -enfatizó, mientras tomaba mi dinero y se iba sin dejarme pedirle disculpas.

Definitivamente es una guerra perdida el no hablarle a un taxista, más si se trata de uno con corte cubana, Peugeot 504, de puerta fallada y león con cabeza bailantera en la luneta trasera.
Mañana, me tomo el bondi a ver qué pasa, seguramente, me encontrarán aquí, escribiendo otras líneas…

Aioz.-

Anuncios

Acciones

Information

27 responses

9 04 2010
Bitacoras.com

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: 1. Miércoles por la mañana. Nublado gris oscuro. Llueve. Son los típicos días en los que tenemos diez mil excusas para quedarnos en cama y una sola para levantarnos. Lamentablemente ésta última tiene el peso de veinte m……

9 04 2010
Pupi

jajaja yo presencie junto a ti lo q debe haber inspirado esta historia.. es de hoy =)

muy bueno naguu como siempre =D

9 04 2010
Ivan

Muy bien, hace tres dias que descubri
tu blog, esta genial, me rei mucho,
eres muy bueno escribiendo, sigue asi.

“¿Qué tul lo de Ricky Martin?, ustedes deben estar orgullosos.”
Esto fue lo que me mato JAJA.

Saludos!

10 04 2010
Andrea

XD! estás bien ? narizón :*

12 04 2010
ELIASWOOD OSEA TU PRIMO

MUUUUUUUUUUY BUENO…MUUUUUUUUUUY BUENO!!!
YO NO SE Q PASA PERO LOS TAXISTAS Y REMISEROS NO SABEN HABLAR DE OTRA COSA QUE NO SEA DE SEXO…
OTRA COSA INCREIBLE….LA SEXUALIDAD DE LOS FAMOSOS AFECTAN LA VIDA DEL COMUN DE LA GENTE…MALDITO RICKY MARTIN….

14 04 2010
Tweets that mention Joya, nunca taxi. « “…Escribir, escribimos todos, pero yo me voy de tema…” -- Topsy.com

[…] This post was mentioned on Twitter by Javier Tooshort. Javier Tooshort said: Qué loco, actualicé mi blog. :] Joya, nunca taxi: https://ircopcito.wordpress.com/2010/04/09/joya-nunca-taxi/ […]

21 04 2010
sole78

buenisimo!!! =) me rei mucho

21 04 2010
lila

Hola
Me encantó el relato. Escribes muy bien, sigue asi.
Las conversaciones de los taxistas son inevitables, y los días esos en que no quieres levantarte pero tienes que hacerlo… jeje
Muchos saludos.

3 05 2010
The Big Sister

Nagu:
En tu defensa puedo decir que no das Ricky Martin, das cosas peores pero no Ricky Martin.
Muy bueno
Besos a mil
La Ti

9 05 2010
Franco

jajajja muy gracioso (Y)
me encanta este blog =D

20 05 2010
Brenda

Excelente! En todo aspecto: como unidad sintáctica, semántica y pragmática. Y más aún: nada más cierto que “Definitivamente es una guerra perdida el no hablarle a un taxista, más si se trata de uno con corte cubana, Peugeot 504, de puerta fallada y león con cabeza bailantera en la luneta trasera”. Para los que creen en el relativismo conceptual, aquí tienen, este hombre ha escrito lo más cercano a un universalismo…
¡Saludos! :]

30 05 2010
común

Hola!!!!!!!!!!!!

Que bueno que estas con nosotros de nuevo, gracias por compartir tu manera de comunicarte……….me gusta.
Buen domingo y un abrazo de oso.

16 06 2010
BlogESfera.com

Información de BlogESfera.com……

Puedes valorar este post en BlogESfera.com haciendo click aqui….

26 06 2010
el_loko

muy bueno , la verdad, nunca mejor sintetizado, sempre hay un nabo que te quiere hablar cuando vos no queres escucharlo, mas en taxi o remis, yo escribi sobre el bondi tambien si queres pasarte, voy a seguir pasando por aca, saludos

28 06 2010
Rodrigo

No mucho para decir. No voy a aportar nada productivo u_u
Simplemente agradecer que hayas vuelto a escribir ^^ Y tantas forreadas juntas jajaja xD sos un genio.
El otro día iba en taxi y me acordé de este texto, seguí los consejos de mirar por la ventana, evitar contacto visual con el tipo y responderle “¿Qué?” a todo, ¡y funcionó! xD Gracias de nuevo ^^
Y nada, ojalá que te pise un pochoclo gigante con pantuflas.

23 07 2010
Común

Hola!!!!

Que frase tan nuestra, jijiji ¿será que es nuestra?? Que bueno es verte de nuevo por aquí, he venido varias veces pero no estabas….te habrás inscripto en el concurso del año pasado, te enteraste que perdí por tres votos, jijiji veremos que pasa este año.

Un abrazo de oso.

7 08 2010
común

Hola!!!

Paso a desearte feliz fin de semana.

Un abrazo de oso.

21 09 2010
BlogESfera.com

Informaci�n de BlogESfera.com……

Puedes valorar este post en BlogESfera.com haciendo click aqui….

26 09 2010
Kami

jaja… muy bueno el blog, buenísima redacción, lo venia leyendo pero no me animaba a escribir… en fin, hoy me animo.. felicitaciones me gustaron mucho tus historias 🙂

a quien no le habrá pasado esta situación.. o peor.. que el tachero quiera levantarte aunque le mientas diciendo que estas casada y con 5 hijos -.-

besotes ^^

14 10 2010
Catherine

Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes munekitacate@gmail.com

besos

Cate

20 11 2010
Ney

La verdad te pido perdon… tenes razon lo tuve que aver puesto desde un pincipio….
pero se me chispoteo…
te cuento… que voy al secundario poco para terminarlo y con u grupo hicimos un libro… algo loco por sierto… pero a muchos le gusto… y esta por ser editado…
te invito a que si te gustaria leerlo… me mandes un email o me agregues a somos.parte@hotmail.com
y te lo paso con mucho gusto y seria una forma de pedirte disculpas por a verte robado tu texto…

25 11 2010
ircopcito

@Pupi: Seguramente. Gracias pupé.

@Ivan: Carne fresca, siempre es buena.

@Andrea: Mmmm… Quién serás, “ya averiguaré”, dijo el detective guaraní.

@ELIASWOOD: Gracias por pasar, primate. Cada vez que te leo pienso: “Stand up, stand up”.

@sole78: Alarga la vida, sabelo.

@lila: Muy cierto, es más, mi madre ahora podrá reafirmar lo de los taxistas habladores, tuvimos un encuentro cercano del tercer tipo con uno que cuando yo le decía a mi madre, en referencia a un amigo de la infancia o algo similar: –No me acuerdo el nombre, el taxista me decía: –Daniel Araoz, en una película argentina.

@The Big Sister: Gracias, “mamá de Martín”.

@Franco: Buenísimo, otro más reclutado a la secta.

@Brenda: Faaaa… Te faltó usar “envergadura” y tu post ya sería de un nivel técnico-intelectual superior a una IBM modelo 2010.

@común: Como siempre, recibidos y devueltos los abrazos de oso.

@el_loko: Ojo, capaz el taxista llega a la base y dice: –Otra vez un nabo que no hablaba nada.
También hay que ver desde la otra vereda.

@Rodrigo: “ojalá que te pise un pochoclo gigante con pantuflas”, no pude dejar de pensar en eso en semanas.

@Común: Triple post, eso indica que debo actualizar.

@Kami: No muerdo, aún.

@Catherine: Buenísimo que te guste, pero no es un post de intercambio de enlaces.

@Ney: No te preocupes, debo haber estado en un mal día. Por cierto, tu comentario, es el comentario 1000 del blog. ¡Felicidades!.

Aioz.-

5 12 2010
chitty chitton

cuak otra ves xDD

me pregunto q pasa por tu mente xDD

17 12 2010
chitty chitton

este me puso a reir bastante jajajajajajajajjajaja xDDDDDD

12 03 2011
Takury

Grande!

15 05 2011
Bani

JJajjAJjajAJjajA ES-PEC-TA-CU-LAR!!!!!

6 01 2012
David del Bass

Esta muy chulo el blog, no lo conocia. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: