Lo importante es participar

16 09 2008

Aquella frase de mi madre me retumba aún hoy en los oídos. Tras mi triste paso por un torneo de fútbol para jóvenes de 8 a 12 años, y con la medalla de la derrota en mi cuello, me dijo:
-Pero hijito, lo importante es participar, ¿acaso no la pasaste de diez? -preguntó con ese tono que solo una madre puede preguntar.
Miré mi medalla de segundo puesto y ví a los del “Meta Pata Team” festejar el oro, aquel oro que la noche anterior había soñado y me bosquejó mi respuesta que yo terminé de dibujar poniéndole mi firma:
-¡NO! -le grité haciendo puchero.

¿Quién juega por el segundo puesto?. ¿Quién juega para perder?. ¿Alguien se acuerda del que salió segundo en el mundial de Letonia 2000 de selecciones juveniles?. No, nadie. En cambio si alguien pregunta “¿quién fue campeón en Letonia 2000?” todos se pelearán en dar la respuesta.
Ese día entré desquiciado, revoleando patadas a cual contrario pase por mi lado, estaba hecho una furia. Hasta el día de hoy recuerdo a Juliancito llorar en el suelo, tomándose la pantorrilla, gritando desaforado:
-¡Me quebró, me quebró!.
Yo, como buen jugador de fútbol levantaba mis manos al aire y moviendo mi cabeza hacia los lados demostrando inocencia, justificando que aquí no pasaba nada.
-¡Es un llorón, juez!, ¡sacale amarilla por marica!.
Estaba loco, fuera de mi, quería ese oro. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios