Señorita, se están copiando

10 04 2008

I.
Hoy me desperté melancólico recordando aquellos tiempos de colegio, aquellos días, ya lejanos, donde uno conocía a su primer amor, vivía su primer fracaso de una materia reprobada o emprendía sus primeros actos de rebeldía contra un sistema y lo expresaba de diferentes formas. Guerra de tizas por citar un ejemplo.
Y si, todos fuimos soldados en alguna guerra de balas blancas. Algunos más improvisados, otros mas técnicos, pero todos en nuestra corta o larga vida hemos tirado una que otra tiza. Y habían diferentes formas de hacerlo, cada cuál se distinguía por su estilo al tirar la tiza.

Estaba el newbie o novato, aquel que no acostumbraba a tirar tizas en clase y lo hacía moviendo la mano de arriba a abajo, con un movimiento poco masculino (era una táctica mayormente utilizada por mujeres) con poca velocidad y corto alcance. En la guerra duraban poco.

El tirador. Caracterizado por llevar las yemas de los dedos blancas y al menos cuatro tizas en el bolsillo. El lanzamiento lo realizaba de costado, moviendo su brazo de atrás hacia adelante, sin mucha puntería quizás pero con gran impacto de daño. Usualmente, era el que organizaba la batalla al grito de “Guerraaaaaaa” y generalmente era el primero en ir a declarar a las autoridades, acusado de ocasionar disturbios en clase.

El mercenario. Aquel que, cutter en mano, realizaba ranuras aerodinámicas a las tizas y con una lapicera dibujaba símbolos o escribía el modelo y versión en la tiza: “Rocket Tiza V1.9”. Por su forma de vestir y actuar en la guerra, se asimilaba a los “gurkas“.

El francotirador. Aquel que añadía a su mano una gomita con una planchita de cuero, o un rulero con un globo, y se parapetaba volteando el escritorio como escudo y tiraba tizas con tal potencia que no había ojo que resista. Casi siempre, terminaban sus estudios en otros colegios debido a expulsiones por “intento de asesinato”.

El tratante de blancas. Era ese que, ante una guerra, y a un precio módico de un pancho o una milanesa, preguntaba en voz baja y como desinteresado del asunto: -¿Anaya, MakroPaper, AulaColor, Omega?. ¿De colores o blancas?.

Aún hoy recuerdo el olor a polvillo de tiza. Recuerdo las marcas en la pared, ventana y pizarrón de restos de “balas” tras una violenta guerra de 15 minutos durante la hora libre. Pero si algo no se me borrará, será las corridas, risas y trabajo en equipo de mis compañeros para ganar.

II.
Como todo colegio que se tilde de tal, no puede faltar aquel que diga la famosa frase que da nombre a este post.
Si. Ese. El gordito de gafas sentado en el primer banco de la fila de la izquierda, al lado del escritorio. Ese. El botonazo ese.
Aquel que, en materia de estudio, todo lo sabía, pero no sabía compartirlo.
Yo me sentaba al lado, en la segunda fila. Las distancias de las filas eran, escasamente, del ancho de una persona, pero en las pruebas, se necesitaba un puente Manhattan-Queens. A medida que la señorita entregaba esos papeles maléficos, con preguntas “cagadoras” como diríamos al salir de rendir, la distancia se hacía más extensa.
Entonces uno tenía que improvisar. Generar distracciones tirando una goma al piso o una lapicera, y en el instante de recogerla, tras parabólica humana, intentar leer el punto 1 de la prueba de nuestro compañero.
Obviamente, los únicos que creemos que el engaño dió sus frutos somos nosotros. El gordito ya hizo eco de nuestro intento, por lo que en un movimiento corto de cintura, utilizando hombro y brazo, nos tapa todo el ángulo visual entre la prueba de él y nuestros, a esta altura, llorosos ojos.
Las “notas de auto-ayuda” escritas en nuestra palma, con la transpiración se borraron. La hoja “a mano” que dejamos bajo el banco, ya se nos cayó para el otro lado. Lo que escribimos rápidamente en el banco, no lo entendemos nosotros y más que un “machete” parece una manifestación humana de alguna civilización prehistórica.
Y ahí nos encontramos, solos frente a una hoja y nuestros ojos que se mueven para todos lados en busca de leer algo que podamos escribir y no entregar la hoja en blanco (porque no es lo mismo un 0 que un 2, el aplazo tiene un sabor distinto).
Y es entonces que Sabrina, la rubia de ojos celeste y voz celestial nos chista y nos dice en voz baja: -Colón, la respuesta de la uno es Cristóbal Colón.
Eso es lo que deberíamos escuchar, pero es tan bajo el volumen que la frase llega codificada: “Colon, uno está puesto en el colon de Cristo”.
-¿El colon? ¿Vos me hablás del yeyuno y esas cosas? -preguntábamos ingenuamente.
Debido a esto se generaba una conversación en -3 decibeles, pero no tan bajos para que el gordito nos escuche y, poniendose firme como superhéroe, rompa el silencio y tape nuestros cuchicheos con un fuerte y claro:
-¡Señorita, se están copiando!.
-Por favor -decía la seño- los dos, entreguen sus hojas.
Y yo, dolido por mi compañera, me volvía al gordito con una mirada amenazante y soltaba un:
-Sos macanudo, Jorge. Sos macanudo ¿eh?.

III.
Tantas risas. Tantas historias. Tantas macanas. No se si tengo un título secundario o un certificado de libertad condicional.
Como ya dije, la guerra de tizas, carpetas pegadas al banco con “la gotita”, fútbol con cartucheras, bombitas de olor, carpetas clavadas (cuando la gotita no pegaba, se tomaban medidas drásticas), poxilina en la cerradura, cortos circuitos en los enchufes, etc…
Lo peor, haber tenido que ir a declarar con la directora todas y cada una de ellas. Y es que mi madre siempre me lo dijo:
-Javier, vos no sabés elegir tus amistades.
Era visionaria la vieja. Creo que cada día que empezaba yo para ir al colegio, mi madre cumplía 4 años. En quinto año, yo tenía más ausentes en el colegio que ella con sus visitas a la directora, pero bueno, así había una mejor convivencia Madre-Colegio.
Pero yo estoy seguro que mi vieja no lo vivió como lo viví yo. El entrar a “declarar” ante la directora era traumático. Podía escuchar el silencio, palpar la humedad de las paredes, sentir el olor a ese perfume barato de vieja de 70 años mezclado con naftalina.
Y ahí estaba ella. La reencarnación de lucifer. Belcebú tomaba la sopa al verla. La directora. Una mezcla de Ron Perlman de cara y la Madre Teresa por las arrugas.
Luego de aplicados todos los métodos de tortura por su parte, me retiraba feliz de haber callado aquello que sabía, pero no decía, para volver al aula y comerme un tizazo de bienvenida en los dientes. Por que si, éramos especiales y nos demostrábamos cariño a lo bruto. Que te cierren el ojo con una goma arrojada desde el último banco para otros, era un acto de violencia estudiantil, para nosotros era un “sos groso, sabelo”.
Sentarme en el pupitre con las marcas en la camisa de la tortura recibida, los ojos saltados en lágrimas, el dolor de garganta por los gritos de auxilio no oídos por nadie, era como volver a vivir. Lástima, que tras treinta minutos de sentado, al escuchar el timbre de recreo, sabría que vendría Pablo (el preceptor) y diría: -Antes de salir, Tooshort, a rectoría.
Y ante la mirada atónita de todos y palmadas de compañeros, me levantaría para ir nuevamente a una sesión más de acoso y maltrato, hasta caer desmayado susurrando un: -No se quién lo hizo…

Aioz.-

P/D: Exagerado o no, hay algo de verdad en el texto. Dedicadísimo a mi madre que lo vivió en carne propia, y quitando la guerra de tizas: Mamá, yo no hice nada 🙂
Y si Cris, lo hice largo al texto porque merecía tal “extensidad”, si se me permite el abuso de lenguaje. Comela 😀

Anuncios

Acciones

Information

18 responses

10 04 2008
Ircopcita

Muy Bueno!
Un beso grande HuMi 🙂

Gracias por todo .

10 04 2008
^MaCa^

Taaaaaaaantoo.. =(

Pero Valio La Penaa…

Mee Re Re Re Re Bussstoo =D

jajajaja…

me acordee de taaaaantass cosas..

Tee Qieroo Eiiii

Montonezzzzz (L)

Bezotón.

Adiós.-

11 04 2008
The Big Sister

I. Me extraña Humor, yo pensé que todos tiraban tizas menos vos.

II. El gordito buchón totalmente cierto, infaltable en cualquier curso, así como el que nunca sabía nada, que copiaba tanto que ni siquiera ponía su propio nombre en la prueba.

III. Pobre mi madre, en el único acto de colación que no lloró fue en el tuyo, creo que aguantó la respiración todo el acto, pensando: ahora hace algo y lo expulsan.
La descripción de la directora demuestra que en lengua y literatura no te iba tan mal. Es tal cual. Por un momento mientras leía pensé, este caradura le va a dedicar el post a la directora. Despues de tanto sufrimiento se merece esta dedicatoria.

Y sin tirarte tizas te digo que si sos un groso, sabelo.

11 04 2008
Princesa Guerrera

Bueno humor… que puedo decirte master… siempre deleitándonos con tus entradas…
Me reí realmente un montón, pero mas que nada con lo del gordito… porque en una época yo era la traga buchona!!!! y lo peor… hacia lo mismo!!!!! (hace ya muchos muchos muchos muchos años)… hasta que un día aparecieron manson, pergolini y la rock&Pop en mi vida y pase de ser la traga a ser quien conseguía las bombitas de olor… la que pegaba el poxipol en la cerradura para que no pudieran abrir… escribía en los pupitres… tenia todo un arte para machetearme…
Así que maestro, como siempre, me saco el sombrero ante usted.
Slds.

11 04 2008
Pu

jeje ta buenisimoooo como la extraño a la querida fulvia jajajaa ojala lo lea algun dia y le saques una mirada de odio…. 🙂

jeje besos nagu

13 04 2008
Coquena

Ircopcito: al leer este escrito, por un momento pensè que estaba nuevamente en el rectorado, cortando bulones pensando que en esta te tenìa que cambiar de cole, porque siempre “ellos tiraban tizas”, pero vos eras citado.
Gracias porque nos hiciste un secundario lleno de suspenso, espero que en la facu no se repita. Un beso

13 04 2008
La pobre vieja

Una podría ser mala y desearle a Humor que la vida le depare 1 o 2 humorcitos como el, pero despues lee la dedicatoria y se enternece hasta las lágrimas. La verdad es que la vida perdió emoción y aventura desde que deje de oir tus frases que empezaban:
Má, vas a tener que ir al cole porque …..y creen que fui yo.
Te quiero (aunque haya envejecido 20 años con tu secundario).

14 04 2008
primate

sorry no tengo mucho para opinar… nunca me gusto el colegio, no le di bola, no me quedo ningun recuerdo, ni bueno ni malo. solo me acuerdo de las compañeritas q se torteaban en el baño y los salvajes q se drogaban, chupaban, fumaban, te amenazaban, o te hacian cagar de garron directamente en el baño de los chicos. No conozco epoca de mierda tan frustrante como esa. gracias a dios ya sali y encima ni siquiera gracias a el si no a mi viejo q se putio con medio colegio por q la chura (puta) profesora de matematica me aprobo en abril de mi ultimo año. saludos humorsss y amasa menos pornografia

14 04 2008
ZeUs

Juvenilia Reloaded

Hace dos días recordaba felicidades de esos tiempos…

Mi mejor lanzamiento fue desde la puerta del salón e hizo una elíptica maradoniana que jamás volvió a repetirse, e ingresó cual balón de basquet entre el anteojo y el párpado de mi compañera Liliana, tras lo cual tronó su puteada al mejor estilo Di Zeo hacia el referí de turno…

Gracias, Humor; recordar éstas cosas es recordar también con cuán poco nos sentíamos felices, y recordar que no necesitábamos el celular para saber de quiénes queríamos. Íbamos a buscarlos, directamente.

También me hace reflexionar acerca de cómo la gente sin querer sigue apegada a esa época: Muchos hoy, y con expectativas que no tienen que ver con la enseñanza, viven aferrados a una “tiza”, aunque hayan cambiado los motivos.

Y buchones hay en todos lados! Hasta en el Olimpo, mi querido!

Miguel Cané y la “barra”, agradecida!

Abrazo, Loco!

19 04 2008
Clara Gescovich

Me reí con con ganas, de verdad. También experimenté algunas añoranzas, pero sólo algunas…años conflictivos para mí, los del secundario. Quizás lo que más me marcó de esa etapa de mi vida, fue la impotencia de no poder cambiar las cosas que me molestaban. Claro que también participé de las famosas guerras de tizas y de las copiadas, ¿quién no?
Qué lindo escribís, gracias por compartir tus recuerdos con tanta gracia y ternura.

22 04 2008
CaRi

Siempre paso y leo , pero muy rara vez te dejo algun comentario. no se hoy me pinto …
dicen que la mejor etapa que uno vive es el cole, copiarse, guerra de tizas, escapadas del curso, y doy fe que es asi, la mejor etapa e inolvidable de mi vida…

Muy lindo lo qe escribiste como siempre, no hace falta decirlo…

Un abrazo Javi y espero que andes bien, aunque ya no seamos los mismo de antes el uno con el otro, te tengo un aprecio enorme y deseo qe tu vida marche bien!

Te dejo un abrazo!

22 04 2008
ircopcito

@Ircopcita: Gracias a vos por firmar. Tu nick ta bueno che 🙂

@^MaCa^: Si, tanto. Me lleva tiempo escribir. Gracias por esperar y por firmarlo después.

@The Big Sister: I. Es que me sacaban fuera de contexto (o fuera del aula, no recuerdo)
II. Creo saber a quién te referís :O
III. No merece que le dedique ni el post, más merecido es para mi madre 😛

@Princesa Guerrera: Dios perdona, Ircopcito también… Y si, Pergolini se cargó a una genreación completa 🙂

@Pu: Yo no la extraño nada, ¿sabés? Muejejejeje.

@Coquena: Papá, me citaron por cosas peores que unas tiradas de tizas 😀 Y no, en la facu tiro tizas y me siento un salame….

@La pobre vieja: Si el destino me deparase 2 humorcitos, ¡vos los tendrías que educar, ma! xDDDDD
Y esos 20 años de más ya no se te notan… (Cada cual le de el sentido que quiera a la frase, es mi madre y la quiero 😀 )

@primate: Qué grande tu viejo, en esa se jugó, nunca más orgulloso de ser su ahijado. Por lo del porno, seguí participando, algún día me cambiarás… (Videos por algo, obvio)

@ZeUs: Lo que tardaste con este comentario y tuve que editarlo ajajaj. Como ya te dije:
Gracias, Humor; recordar éstas cosas es recordar también con cuán poco nos sentíamos felices, y recordar que no necesitábamos el celular para saber de quiénes queríamos. Íbamos a buscarlos, directamente.
Es fantástico esto que dijiste, y lamentablemente real. Gracias a vos por decirlo 😉
Abrazos de gol.

@Clara Gescovich: Gracias a vos por leerme y enternecerte, y encima, firmar. Estoy más agradecido seguramente 😉

@CaRi: Es verdad, firmás poco, no lo había notado. Ahora te lo voy a recriminar cuando te vea, todos los días. Y no, quizás no seamos los mismos, pero seguimos siendo nosotros.

Me alegro que les haya gustado.
Gracias por leerme en cada post, hacen que el blog valga la pena.

Aioz.-

22 04 2008
moscarey

Sí, la como gil, ¿Cual hay? jajaja no me cansé de leerlo, seguro lo relea cuando vuelva, por qué es llevadero Javi, así vale la pena extenderse, se nota que no querías parar, por que hay miles de anécdotas y sí, la verdad que transmite nostalgia, particularmente me sentí aliviado al leer:

Y es entonces que Sabrina, la rubia de ojos celeste y voz celestial nos chista y nos dice en voz baja: -Colón, la respuesta de la uno es Cristóbal Colón.

Que placer eran esas cosas, cuando te ayudaban y generalmente ese era el punto decisivo, por que ya venís haciendo la mitad del examen y decís, esto es un 6 y de pronto aparece uno que te chista la clave del éxito, y es verdad, hay que estar agradecidos.
En mi cole, si alguien decía, “se estan copiando” automáticamente se iba del salón. Y a la salida era ferozmente cagado a boleos en el culo, no recuerdo a nadie haber dicho se estan copiando.
Un amigo fue a entregar un examen y se le pego el machete en el culo, por que el muy zapallo se los ponía abajo de las piernas, sobre el asiento, y al pegarlos con cinta para que sean doble faz, se le pegó en el culo.
Fue triste (para él). Todavía nos reímos con mis amigos.
Igualmente ya termino el colegio, asique no fue tan malo para él.
Muy buen texto, saludo grande!

18 08 2008
[Taller de Humor] Se�orita, se est�n copiando - psicofxp.com

[…] [Taller de Humor] Señorita, se están copiando Posteado en Psicofxp.[…]

18 08 2008
Fabian

La carpeta pegada con la gotita!… como se me paso esa.. fue la unica, te lo juro.. fue la unica que no hice.. o no me paso jeje.. muy bueno.. saludos.

15 12 2008
BENDER

Nooo………q’ recuerdos….. pero entre la clasificacion de los tiradores de tiza, lo mio era una combinacion de varios. A fines de tercer año, ya era general, el q’ organizaba las tropas, el estratega. Hacia q’ Stalin, Churchil y Truman parezcan bebes de pecho. Era el q’ (por la altura) se sentaba primero y el profesor de turno diga: “Bender, dame 2 tizas blancas y una roja”. El primero de la lista de “los sospechosos de siempre” q’ tiraron tizas en el recreo. Pero en mi epoca, no habia neutrales. O estabas con nosotros o estabas en contra. Es mentira q’ por tocar tizas te sale “cancha”. Pero siempre supe lidiar con el preseptor para q’ no pase a mayores y la pobre vieja no tenga q’ ir al colegio. Los sobornos eran moneda corriente. Mi preceptor comio todo un año gratis gracias a eso….. Pero vos no aprendiste nada…. y encima hacias cosas peores… casi matas a los viejos…. pero tenes las mejores historias de colegio…. 😉

7 03 2010
fedex

esto si que esta bueno… principalmente lo del buchon. soy un buchon oficial, y realmente, me siento orgulloso. no digo quien se copia, pero si quien le “pego a…” o “le robo a..”, generalmente porque la persona golpeada/robada no se animaria a hacerlo por temor a una represalia. esos actos de venganza en que entrabamos tres o cuatro y le dabamos una saqueada general al ladron del curso. todavia me acuerdo de esa ves que “casi” me agarran. los meti en tantos problemas que despues no me molestaron mas.
bueno, de lector a escritor, me fascina tu blog. haber si haces algunas entradas mas nuevas.
aiozillos, jajaja.

15 05 2011
Bani

EL MEJOR DE TODOOOOOOOOOS 😄 CONECTANDO LA IMPRESORA!!!!!!!!!!!!!!!!

Y NO FUI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: