Bajando Actualizaciones

4 11 2007

Analizando un poco mediante google y otras páginas informativas, me dí cuenta que la tecnología tiene tal éxito porque continuamente está actualizándose. Windows 95, 98, NT, 2000, Xp, Vista y quién sabe que otro vendrá. O los juegos: Versión 1.0.1, 1.0.1.2b, 1.1.0 y demás, como parches y/o extensiones.
Es por eso que, tras este “impresionante” análisis, decidí realizar una actualización a los juegos de nuestra niñez, esos juegos que nos presentaban nuevos retos y amigos, donde lo conocíamos al “gordito”, a “anteojito” o a “azul”, llamado así por el color de su remera.
Estos juegos que exigían un contacto visual, y hasta físico con la persona contrincante, actualmente abandonados por el Messenger, el Mu Online, los juegos de Pc o PlayStation y demás productos que mantienen a uno sentado sin hacer nada, abstraído del mundo real.

Escondida v2.0

El juego será similar al ya conocido, pero ahora en vez de ganar el que mejor se esconde y llega a “la piedra” 1, ganará el que más se muestre y mantenga una cierta distancia a la piedra directamente proporcional al porcentaje de mostrado, complicando así su interpretación de juego y promoviendo las matemáticas entre los participantes.
Así pues, el “buscador” contará de la “a” a la “z”, no con números, y al darse vuelta, mirará a los “mostrados” y, mediante los fueros otorgados a él, decidirá quién es le que se muestra menos, y tocando en la piedra irá descartando uno a uno, llegando a la decisión final de dos participantes, los cuales en un duelo al mejor de tres intentarán mostrarse uno más uno que el otro.
El último que quede será el ganador y podrá cantar: “Piedra libre para todos mis compañeros”, tras lo cual, todos los participantes improvisarán un modelaje, exibiéndose al “buscador” debiendo este volver a contar empezando el juego una vez más.

Bugs: El “buscador” es tuerto. Solución: Situarse del lado del ojo sano para una mejor evaluación de mostrada.
El “buscador” es analfabeto. Solución: Se permitirá la inserción de la tecnología. Un reloj de arena, por ejemplo.

Canicas – Bolitas – Bolillas. Extensión y Parches.

La famosa “cupi” 2 no será un triángulo equilátero, sino un paralelogramo propiamente dicho, para complicar el juego (al menos su preparación)
Siguiendo con la complejidad del juego de la nueva versión, se deberá lanzar con la mano menos hábil.
En esta versión, si estará permitido el “acereo” 3 y la “hurta” o “hurtita” 4, pero su uso aumentará la cupi, debiendo el acreedor de dichas mejoras, llamémosle “Ventajas Premium”, agregar bolitas en el paralelogramo utilizado de cupi. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios




Apaguen la luz

1 11 2007

-“Y le doy al iconito del disquette y ya está” -dije convencido de saber lo que hacía.
Son esos segundos que quizás pensamos de más, o en realidad pensamos. Trescientas líneas creo que conté. Trescientas líneas escribiendo sin decir nada, pero que para mi era importante.
De repente, como por arte de magia, “negra” tal vez, se oscureció todo.
-“No no no no no no…” -trataba de convencerme- “Quizás estoy con los ojos cerrados”.
“Malas noticias, su luz ha sido cortada” -me dije para mis adentros.
Tanteando el escritorio busco mi celular o mi encendedor… No, no quiero llamar, no quiero fumar. Quiero encender una luz y que la pc se encienda con esa luz. Y que el documento de word esté ahí, intacto. Estoy desesperado.
Encuentro una mini linterna que se prende siempre que la guardo en el cajón, pero cuando la saco o no tiene pilas debido a esto, o no hace contacto y parpadea. Esta vez, es el segundo caso. Entre los flashes relampagueantes de mi linterna, me recuerdo en un motel de calle Villegas. -“Concentrate, man” -me digo a mi mismo.
Cual boliche bailable, voy dando pasos con cada haz de luz que emite mi querida linterna. Los flashes no duran lo mismo, ni se dan siguiendo una secuencia lógica, así que imagino mi caminar desarmado, brazos estirados y ojos chinos tratando de enfocar algo, y echo a reir.
Timbre. No, no es eso, es la puerta. Golpean. Ya quisiera que fuera el timbre y decir: “Pucha, ahora que estoy escribiendo en el word, me interrumpen con el timbre.”, pero no, hoy no podrá ser. Lee el resto de esta entrada »