Guía para Madrugar sin Complicaciones

4 07 2007

El siguiente texto debe tomarse como una guía a seguir para levantarse a la mañana para ir al trabajo, la cual, puede variar en algunos puntos, donde se verá la improvisación del ávido lector para retomar el hilo y no quedarse dormido.

Todo comienza la noche anterior al poner nuestro reloj en hora. Asegurarse de ponerlo con 20 minutos de antelación a la hora deseada que querramos despertarnos (Aclaración: Despertarnos, no levantarnos.)

Notar que el reloj no tiene pilas. Tomar “prestadas” las del control remoto y usarlas en el despertador, recordando comprarlas mañana. También notar que nos hemos confundido y hemos cambiado la hora actual, y no la alarma. Poner en hora el reloj, la alarma y acostarnos. Una vez acostados, sentir TODAS las ganas de ir al baño, para así levantarnos, ir al baño, hacer las necesidades, desvelarnos, enfriarnos y demas palabras terminadas en nos. Acostarse, prender la tele, dejar el control remoto ya que sin pilas no es útil ni remoto, levantarse, ahora si prender la tele, acostarse nuevamente y dormirse con tele encendida.

Al sonar el despertador, procurar apagarlo ya despiertos y no con ojos cerrados pensando “ya me levanto”. No es recomendable tampoco postergar la alarma a 10 minutos en vez de apagarla, porque ese paso entraría en un bucle sin fin, y esta guía perdería sentido.

Sentarnos en la cama, enfocar la vista, y notar que hemos roto el despertador y hay que comprar uno nuevo para mañana. Tomar el control remoto y apagar el televisor. Dejar el teléfono, tomar el control remoto y ahora si, apagar el televisor. Girar el control remoto procurando apuntar el láser al televisor, y ahora si, nuevamente, apagarlo. Recordar que no tiene pilas, las cuales están desparramadas en el dormitorio con la rotura del despertador.

Bajar de la cama el pié derecho. Si, es cábala, pero además es mas cómodo y previene de posibles y dolorosos desgarros. Hay datos verídicos asegurando que, Waldesmar Rodriguez, un vecino del barrio El Cruce, realizó una maniobra osada en pleno sol saliente, e intentó bajar el pié izquierdo del lado derecho de la cama y es el día de hoy que no puede bajar mas por ese lado. Simplemente porque se casó y su mujer usa ese lado de la cama. Cuentan los vecinos que ahora Walde cuenta esta historia entre lágrimas, haciendo reflexionar a jóvenes que lo visitan para que el cuente dicha travesía, entre exclamaciones del tipo “ooooh” o mas dolorosas como “ahhhhh”

Al apoyar dicho pié (el nuestro, el derecho) notaremos que no tenemos alfombrada la pieza. Es el gato. Levantaremos el pié y esbozaremos un “bsbsbsbsfiuuuu” para echar al gato de nuestra pieza. Bajar ambos pies (o pieces, en inglés piezas, sinónimo de dormitorios) y proceder a juntar la energía suficiente para apoyar nuestras manos en el colchón y, sin perder potencia en el hundimiento del mismo, para levantarnos siguiendo los movimientos de la posición 35 del Kamasutra. 45 en la versión Latinoamericana.

Ya de pié, levantaremos el pié izquierdo y quitaremos el pedacito de reloj despertador que tenemos encarnado. Hecho esto, limpiaremos las posibles gotas de sangre de nuestro pié o del gato anteriormente pisado, con nuestra media sucia, y húmeda por qué no, que encontraremos bajo la cama.

Diríjase al baño (de pasada apagaremos el televisor) Ya en el baño, despida todos los gases contenidos por todas las vías que se le ocurra, encienda la ducha, elija la temperatura deseada en el calefón y separe la ropa que cree que va a ponerse.

El baño tiene que ser una secuencia veloz y sin pérdidas inútiles de tiempo. Llenar la bañadera, baños de espuma o escrituras en los azulejos empañados no son soportados en dicha secuencia. Tampoco lo son: Cantar, improvisar un show del chiste, masturbación, depilación de zona púbica, entre otros.

Nos vestiremos siguiendo la secuencia conocida como la técnica de Gambling, de arriba hacia la derecha, siguiendo a la izquierda para llegar abajo. Trataremos de realizar los movimientos ágiles pero sin apuro para prevenir la rotura de costuras o pérdidas de botones. Luego iremos a la cocina para proseguir con nuestra preparación. Tomaremos la pava y pondremos agua y la colocaremos en la cocina. Iremos al baño, nos peinaremos, para ahí darnos cuenta que no hemos encendido el fuego. Una vez encendido el fuego, prepararemos lo que hay que llevar. Discurso, afiches y todo el trabajo realizado la noche anterior.

Una vez hervida el agua, prepararemos nuestro café para visar que no hemos puesto la cantidad de agua suficiente y encima esta, se ha evaporado, logrando un café corto como short de pitufo.

Una vez desayunados quitaremos el dulce pegoteado en nuestras manos, e iremos a “perfumarizar” nuestro cuerpo. A este momento deberíamos estar despiertos como para no confundir nuestro desodorante con la crema de afeitar. De no ser así, un buen saco disimulará nuestra axila “enyesada”.

Nos haremos el nudo de la corbata frente al espejo de la puerta del medio de nuestro armario, mientras realizamos un paneo de nuestras medias, para así notar posibles fallas en las mismas (Distintos colores, diminutos pero avanzados agujeros, manchas de sangre de la pisada de gato de la mañana anterior) De cumplirse alguna, procedemos a cambiarlas o a improvisar una onda liberal e ir de zapatos sin medias. Osea, vestido “a medias”.

Quitaremos la percha de la camisa cuando notemos que no era una contractura por dormir mal y nos cambiaremos el pseudo-calzoncillo boxer que resultó ser una malla hawaiana. Es un buen momento para notar que estamos llegando 10 minutos tarde.

Nos cepillaremos los dientes mientras practicamos el discurso que debemos dar y, porque no, improvisaremos chistes para probar su efecto antes de la gran gala. Cepillaremos fuertemente hasta que la velocidad de cepillado supere el sangrado bucal. Enjuagaremos bien, escupiremos el dentífrico, e iremos a cambiarnos la corbata recién escupida.

Las corbatas se encuentran en la puerta de arriba a la izquierda de nuestro armario. Para no perder tiempo buscando un banquito, realizaremos estiramientos innecesarios pero eficaces para llegar a ellas. Al estirar la mano, notaremos la mancha de café en la manga derecha y la falta de botón en la izquierda. Nos quitamos la camisa, mientras improvisamos un nudo de corbata en nuestro torso desnudo (Mejor improvisar en el cuello para que quede a medida) mientras revisamos nuestra ropa limpia y colgada en la sección baja y a la derecha de nuestro mueble de ropa. Así mismo, notaremos que no tenemos camisa limpia. Buscaremos una chomba en el cajón del lado medio-izquierdo de dicho amoblado, mientras revoleamos los zapatos, ya no necesarios, golpeando al gato que intenta volver a entrar a nuestra pieza, y calzándonos las zapatillas que dejamos el día anterior al volver de lo de Alberto, nuestro rival de Squash.

Dejaremos la corbata en la cama, saltaremos sobre el pié izquierdo repetidamente, mientras quitamos la pelotita de Squash de nuestra zapatilla derecha, notando en dicho movimiento, nuestro reflejo en la ventana, y percatándonos que no nos hemos afeitado.

Mientras nos ponemos el calzado apto y combinado con la chomba, nos pondremos la espuma para afeitarnos.

Luego de resfregarnos los ojos con abundante agua tibia, dejaremos el desodorante y ahora si tomaremos la crema de afeitar.

La afeitada deberá ser de una sola pasada, a contramano del vello del feo, y sin pausas, y procurando terminar de afeitarnos antes de que la péridada de sangre de las heridas nos desmaye. Ya lúcidos nuevamente, nos levantaremos de encima del gato, limpiaremos la sangre que dejó nuestra cabeza al dar con el borde del inodoro, nos pondremos unos pedacitos de papel higiénico en cada corte de la cara (quedando como miles de postit’s puestos por una pulga, pulga que nos dejó el gato al dormir sobre él) y nos iremos a la pieza a ponernos otra chomba limpia, notando que no tenemos.

Nos pondremos una camiseta, preferiblemente blanca y sin manchas de frente transpirada de Squash, y un pulouver fino, de grosor, y de estilo berreta.

Al tomar las llaves del auto veremos que ya son 45 los minutos pasados de la hora señalada, para salir urgentes al garage. Ya ahí, notaremos que son las llaves de la terraza, y volveremos por las llaves correctas.

Una vez arrancado el auto, mientras se calienta, buscaremos la llave del garage. En ese momento pronto a partir, notaremos que nos olvidamos los papeles que debemos presentar, volviendo a por ellos y observando que no hemos cerrado la ducha y se ha inundado nuestro departamento.

Una vez apagada la ducha, observaremos que no hemos apagado el fuego de la cocina y procederemos a tirar la pava toda quemada, anotando en los miles de postit’s que tenemos en la cara que hay que comprar una nueva.

Al guardar todos nuestros papeles en el auto, volveremos a la casa para ponernos pantalones. Mientras buscamos un pantalón limpio en el lado bajo-izquierdo del mueble, que haga juego con la ropa que llevamos puesta, nos refregamos el tobillo doblado por el piso húmedo e intentamos llamar al trabajo para avisar que llegamos tarde.

Encenderemos la televisión para ver el estado del tránsito. Revolearemos el control remoto estallándolo contra la pared cabecera de nuestra cama, y prenderemos el televisor a mano. Este, es un buen momento para notar que se trata de un Domingo. Dejaremos caer el teléfono en SlowCam, pudiendo acompañar la caída del mismo con un “bsbsbsPUbsbsbsTA bsbsbsMADREbsbsb….”

Procederemos a desvestrinos siguiendo la técnica inversa de la maniobra de Gambling. Si se quiere, sin ser un punto requerido, podemos esbozar una carcajada interactuadas con puteadas y maldiciones.

Ya en la cama y bien calentitos, recordaremos que el auto aún está en marcha, iremos a apagarlo procurando pisar al gato con un solo pié al bajar rápido de la cama y, ya de vuelta en la cama, “sobarnos” el dedo chiquito del pié por patear el teléfono.

Volveremos a acostarnos sin importar la irritación producida por la crema de afeitar en las axilas ni el dolor producido por el pedazo de control remoto clavado en la espalda, y cerraremos los ojos exhalando el aire a una velocidad constante de unos 2 km/h, por unos 6 segundos, para así acordarnos que, como todo Domingo, nuestra suegra nos espera para ir a Misa.

Volveremos al paso 1 de esta guía procurando obviar errores del pasado e insertar nuevos errores en la guía como por ejemplo, el acordarnos a las 3 cuadras, de que hemos dejado el televisor prendido y el teléfono descolgado y bajo la cama, entre otros…

Espero les haya sido de utilidad.

Aioz.-

Anuncios

Acciones

Information

9 responses

4 07 2007
Natuchis

HuMoR, sos un ídolo!!!
jaja, como me haces reir con tus escritos xDD
Bueno, sabelo que por lo menos tenés una lectora asegurada (eso ya te lo dije por “pv”, pero hace buena publicidad 😉 ).
Espero ver más guias, que son muy últiles, pero la próxima, agrega el bondi, para los que no tienen auto =P
Besos ircopcito!!!
Se te quiere mucho ^^.
Cuando hagas un libro, no te olvides de que fui tu primera lectora oficial jaja..

Natuchis ^.^
Directora del club de fans de HuMoR.-

4 07 2007
CaRi

jajajaj mas largo?!!!

que pibe este me ahce leer 😦 igual yo siempre madrugo i me levanto de buen humor pero corte once ya me pinto el histerikismo :D!

nada pase cumpli con mi palabra i no firmo mas !

ahora te voi agregar a mis f/f del blog :D! pero el mio nunca lo vas a saber! muejjejejee!

te dejo un abrazo giganton!!!

muaaaaaaaaaaaaaaazk!

5 07 2007
Tu hermanita

holaaaaaaaaaaaaaaaa!!! mi nagu!!! ta muy piola che!! me agrado.. jejeje hasta lo lei entero! jajaja

bueno hermanito! segui escribiendo q es lo tuyo!

besotes de la hermana mas linda q tenes… (no hace falta aclaracion no??)

jeje

…pUp!…

9 07 2007
La Verdadera Hermana más Linda

Hola Nagu! Muy bueno. Es evidente que yo era la que compraba las pilas para el control remoto y el reloj. Te faltó decir que alguno de tus hermanos (que salió antes que vos a rendir) dejó la llave puesta del lado de afuera, lo que incluye la maniobra de “remierda”, que incluye usar la caja de herramientas y que te demora unos 35 minutos más.
Mil besos
La Tito

1 04 2008
Antonio

jejejee
muy chistoso
me gusto

4 04 2008
ircopcito

@Antonio: Gracias, se hace lo que se puede 😉
A los demás, son del 2007 sus firmas, no esperen que les conteste ahora 😀

Aioz.-

23 05 2009
Wiliam aka Thombjork

Dioossssssssss no sabía que hicieramos todas esas cosas en tan poco tiempo xD xD xD

Te vi en Chuenga 😛

23 05 2009
ircopcito

@Wiliam aka Thombjork: Mucha gente me vió, por lo que veo yo. Ya te veré por ahí 🙂

Aioz.-
P/D: Para los que no entienden, es una web: http://www.chuenga.net 😛

15 05 2011
Bani

nojjajajaj no jjjajja pare de jajaj reirme jajajaj me duejjajajaja le la gargantjaajjajja a xD espectaculaaaar!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: