¡Qué Papa, papá!

22 03 2013

Estuve siguiendo el día a día las elecciones papales.
¿Qué loco no? Todo un país, todo un planeta quizás, viendo de qué color es el humo que sale de una chimenea, mientras puertas adentro Don Bergoglio hacía su primer asado para los cardenales.
Ahora, digo yo, ¿no es tiempo ya, de que avisen si hay nuevo Papa por Twitter u otro medio de comunicación masivo? Algo así por ejemplo: @VaticanoOfficial said: “It’s Bergoglio!” #habemuspapam #papalelection
Estamos en la era informática y ellos siguen avisando como indios, con señales de humo. Porque si al menos te aparecieran figuras hechas con humo, corte:
El dedo pulgar arriba para decir que hay papa.
El dedo del medio para avisar que no hay papa por culpa de un salame que votó en contra.
Dos dedos en V para informar no sólo que hay un papa, sino que además, es peronista.
El pulgar y el meñique para señalar que el papa es rockero.
Toda la palma en posición horizontal para avisar que God is a DJ. Leer el resto de esta entrada »





Un Post Pochoclero

5 09 2012

Harry Potter y la Cámara Séptica
La vida después de Hogwarts no es lo que Harry imaginó.
Ya egresado del colegio de magia y hechicería, Harry busca desesperadamente trabajo de mago sin conseguirlo. La solución: Limpiar y pulir cámaras sépticas.
Limpiandum Mierdosa -grita avasallante Harry al lanzarse sin pensarlo, y de un salto, a la cloaca, de lo que alguna vez, fue su colegio.

Querida, em… Cogí a los niños
Un cura cuenta a la madre superiora divertidísimas historias, tiñéndolas de fantasías, que vivió junto a los niños del colegio que administraba.
Leer el resto de esta entrada »





Resultados Censo 2010: Soy 100% Idiota.

7 12 2010

I. Bueno, pasado otro censo más, no puedo no hacer eco de ello.
Obviamente, este censo me recordó aquel que viví, 10 años atrás, en plena adolescencia.

En aquellos tiempos, “el país se caía a pedazos”. Un tipo de bigote en la tele repetía: –No le abran la puerta, el censista les puede robar– con lo que yo, en un estado de fobia total, decidí atender a mi censista en la puerta, con una 9mm en la cintura.
Al sonar el timbre, recuerdo que abrí la puerta con la mano izquierda, pero solamente para poder asomar mi ojo. La mano derecha, atrás, lista para desenfundar ante la mirada de aquel malévolo censista.
Y allí estaba “ella”, mi censista.
Joven, morocha, con anteojos y muy sonriente pese a sus horas caminando.

Yo no sé por qué, pero teniendo todo un día para visitar las diferentes casas, pasan casi de madrugada, tomándome de imprevisto.
Dado que se da un día feriado para censar, la noche anterior, obviamente, se sale a bailar.
Podrán imaginar mi aspecto. Leer el resto de esta entrada »





Joya, Nunca Taxi

9 04 2010

1. Miércoles por la mañana. Nublado gris oscuro. Llueve. Son los típicos días en los que tenemos diez mil excusas para quedarnos en cama y una sola para levantarnos. Lamentablemente ésta última tiene el peso de veinte mil excusas, y sí, hay que hacerlo.

Al dirigirme al baño veo el reflejo en un espejo rajado en su esquina, como todo espejo de baño, un rostro parecido a la muchacha de la película “The Ring”. Al pasarme el peine por el pelo, emula el mismo sonido que ella hace en la película.

Es curioso, pero cuando llamo un taxi para irme, tarda eones en llegar. Pero eso sí, cuando lo llamo y entro al baño para hacer “de lo segundo” aunque sea un rapidín, en el mejor momento (ese que te hace sonreir pese al olor nauseabundo), suena la bocina (con ese sonido de alarma que todo taxi tiene) y arruina la escena.

Desalineado, mal descansado y, obviamente, malhumorado por el momento que me hizo pasar el taxista, me aparezco yo en la puerta de mi casa con la camisa salida del pantalón y un pelo rebelde que no deja que lo peine.

El taxi es de esos viejos Peugeots 504. Esos, que al acelerarlos, suenan como la licuadora de la mamá. Atrás tiene la calco de “No corro, vuelo bajito” y el cartelito en la puerta de “Cierre despacio” en ese amarillo chillón.

La puerta no abre, obviamente, por lo que el taxista debe estirar su cuerpo y jugar con la puerta un momento hasta que ésta decide abrirse. Leer el resto de esta entrada »





¿Bailamo’, mamita?

10 07 2009

I.
No hay nada más difícil que, siendo un joven muy poco pintón y carente de toda labia, sacar a una mujer a bailar.
Había diferentes grupos de gente cuando yo iba a bailar. Por ejemplo, aquellos que llegaban al baile antes de las 2 am para no pagar entrada; –Nos gastamos todo en chupa adentro -decían.
El “todo” no era más que unos pocos billetes que, aportados por todos, se transformaban en un porrón de cerveza o dos tragos largos y hasta ahí nomás.

Yendo temprano, uno sabía dónde estaba parado. Era como los jugadores de fútbol que salen a tantear el terreno de juego. Encuentran los “pozos” o donde el pasto está más largo que en otras partes o carentes de tal.
El boliche tenía aún las luces de la barra encendida con lo que se podía ver claramente quiénes se encontraban dentro, como para no llevarse sorpresas luego.
No había nada peor que sacar a bailar a una linda, alta y rubia para que al preguntarle el nombre nos responda con voz agrietada por wisky y faso un –Roberto. Pero hoy, llamame Charlotte.

La posta de entrar temprano era tomar un lugar estratégico en la barra. Leer el resto de esta entrada »





¡Los Reyes Magos son los Padres, Nene! – Segunda Parte

11 04 2009

Lo mejor, arrancar este nuevo post bien violento:
*Las segundas partes nunca son buenas.

*Mirar tu reloj en la parada del colectivo no va a hacer que este llegue antes.

*Después de encender un cigarrillo, se puede ver aparecer nuestro colectivo doblando la esquina.

*Lo único más adictivo que la cocaína, es el Winning Eleven.

*El tema de música más feo del mundo será el que se te pegue y lo estarás repitiendo toda la tarde, tararéandolo o murmurándolo.

*Es patético el Guerra de Pandillas de Facebook, pero todos tienen un contacto que los invita a jugarlo.

*Las ganas de ir al baño son directamente proporcional a la distancia en centímetros a éste.

*Es imposible ser serio y profesional cuando hablamos de la envergadura de algo.

*Eso de que el dinero no hace a la felicidad es una cruel mentira, ayer me pagué un payaso por hora y no saben lo que me reí.

*Es curioso, pero mi timbre funciona solamente a la mañana cuando duermo.

*Las nuevas versiones de Messenger y Facebook son tan desagradables como ver la espalda de Stallone en Rocky VI. Leer el resto de esta entrada »





Entrevista a un Personaje

23 02 2009

Los nervios me carcomen. En cuanto lo vea atravesar la puerta, creo que me cago encima. Perdón la forma de decirlo, pero es así. Hoy, me toca entrevistar a un personaje único.

Por la puerta, ingresa un hombre bastante robusto, con aire de ganador. No hago otra que asumir que es mi entrevistado, el “Sr. Empanada”, el de la peatonal. Aquel que de Lunes a Sábados a la mañana, vestido de empanada, nos entrega esos folletos de la casa de comidas: “Sr. Empanada e hijas”.

Efectivamente es él, no me fue difícil deducirlo. La forma de ir con las piernas abiertas para dejar pasar la parte inferior del disfraz de empanada entre medio de sus rodillas. La altura, tal como la empanada gigante que veo todos los Sábados. La manera de ver a los demás como ofreciéndoles algo, su sonrisa compradora, sus brazos quemados por el sol de repartir aquellos panfletos. Además, el disfraz que trae puesto y los folletos en la mano, fueron de gran ayuda.

Entra, saluda a todos y se sienta delante mío.
-Perdón el retraso -dice medio avergonzado -ya estoy de 1 mes… -termina bromeando.
No hago más que reírme de los nervios…
-¿Cómo es tu nombre?.
-Ricardo, pero todos me dicen señor, o don, empanada. Cuestión de respeto, ¿sabés?.

Prefiero no preguntar a qué se refiere, y cambio el tema de conversación.

-¿En qué viniste? -una pregunta que seguramente cualquier lector se estará preguntando. Leer el resto de esta entrada »








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 43 seguidores